¿Necesitas más motivos?

En el primer post de nuestro blog, quiero contar los motivos que me impulsan a crear “Actividades Ambientales”.

Por un lado, todos sabemos que el Medio Ambiente necesita protección urgentemente y por otro lado creo firmemente que para proteger algo es necesario conocerlo y el Medio Ambiente es un gran desconocido para la mayoría. Es más, ni siquiera conocemos todas las especies que habitan nuestro planeta, aunque vivan a nuestro lado.

Toda mi vida ha girado siempre en torno a la Naturaleza; mi vida en sí, mis estudios, mi trabajo. Eso hace que no me haya interesado, por ejemplo, por cuestiones como la escultura y no veo belleza en ciertas obras que otros consideran arte. Por este motivo, yo no pondría hincapié en conservar una escultura de arte abstracto, por poner un ejemplo. Ello hace que piense que la gente que no conoce el Medio Ambiente pensará igual que yo; podrá entender a nivel general que es necesario protegerlo, pero no se esforzará por los casos particulares. Sobre algunos de estos casos hablaré ahora.

El estilo de vida ha cambiado mucho en las últimas décadas; la gente ha abandonado el mundo rural para vivir en ciudades y eso hace que la gente pierda el contacto con la Naturaleza. Hay niños que nunca han visto una vaca, ni una oveja, ni un caballo, que no saben de dónde viene la leche que beben por las mañanas ni que las naranjas se recogen de los árboles y las lechugas del suelo.

Seguro que has visto murciélagos, sobre todo en las noches de verano, cerca de tu ventana. Quizá te asustan y no te gustan, pero ¿sabías que un murciélago come cada noche miles de insectos? ¿No crees que es mejor tenerlos cerca, que tener que utilizar el insecticida o la pomada para las picaduras?

A propósito de pomadas, lo más sencillo es ir a la farmacia y comprar una específica para nuestra dolencia, pero ¿no te has planteado elaborar tus propias pomadas, ungüentos, cremas, jabones, etc., con productos naturales que todos tenemos al alcance de la mano?

Habrás oído hablar de los famosos parabenos que parece algo malísimo que está en todos los cosméticos, pero ¿sabes realmente qué son? Los productos ecológicos están libres de química pero en la industria hay muchas maneras de denominar estos productos. ¿Conoces las diferencias entre agricultura ecológica, orgánica, convencional, biodinámica? ¿Sabes “leer” las etiquetas de los productos que compras?

MariquitaHablando de agricultura, seguro que has escuchado miles de veces hablar de “malas hierbas”. Se les llama “malas” porque aparecen en lugares que a nosotros nos gusta o no nos interesa que estén, pero no porque tengan algo malo; en realidad muchas de ellas tienen propiedades muy beneficiosas. Por ejemplo, el diente de león es una “mala hierba” que habrás visto miles de veces en los jardines. Para los jardineros es mala porque nuestro concepto de jardín bonito es un jardín en el que sólo hay césped, bien cortado; cualquier otra planta es tratada como mala hierba. Pues bien, el diente de león es una de las mejores fuentes naturales de betacaroteno y vitamina A. Con sus hojas se pueden elaborar ensaladas, infusiones, ungüentos… ¿a que ya no te parece que sea una “mala hierba”? Pero si no lo sabías, seguro que te parecía lógico que el jardinero la eliminara con herbicidas.

Y si hablamos de herbicidas, hablamos también de insecticidas. Todos conocemos las adorables mariquitas, pero ¿sabías que son voraces depredadoras que se alimentan de pulgones? Al aplicar insecticidas en las plantas no sólo eliminamos los insectos que dañan las plantas, también eliminamos los insectos beneficiosos que se alimentan de los insectos malos. Seguro que ahora te parece buena idea hacer un refugio para que las mariquitas no se vayan de tu jardín y mantengan a raya a los pulgones, ¿no es eso mejor que aplicar insecticida?

Aprovechando que hablamos de pulgones, hablemos de topillos, seguro que has oído hablar de las plagas de topillos en la agricultura. Esas plagas se producen en zonas agrícolas en las que no hay casi árboles. Y ¿qué tienen que ver los árboles con los topillos? Los árboles son el refugio y el posadero de aves rapaces (lechuzas, cernícalos, etc.) que se alimentan de los topillos y evitan que se conviertan en plaga. Si no hay árboles, no hay aves rapaces y las poblaciones de topillos crecen hasta convertirse en plagas. ¿No es mejor plantar árboles y poner postes con cajas nido para atraer a las aves rapaces, que echar rodenticidas en el campo? Por cierto, las culebras también comen topillos.

Y ya que hablamos de agricultura, hablemos de ganadería. ¿Sabes cómo se crían los animales de los que nos alimentamos? Hablemos por ejemplo de las terneras, hay sistemas de producción intensivos en los que los animales están en establos y en recintos pequeños pero hay sistemas de producción extensivos en los que los animales están al aire libre y no pisan un establo en toda su vida. Esos animales producen carne de un color rojo intenso, pero nos han hecho creer que la mejor carne es de color más pálido. ¿Has visitado una dehesa alguna vez? ¿No te gustaría conocer ese sistema agrosilvopastoral (combina agricultura, silvicultura y pastoreo)?

Hablando de alimentos, te habrás fijado que los huevos tienen un número impreso en su cáscara ¿sabes qué significa? ¿sabías que por ese número puedes diferenciar si la gallina que ha puesto ese huevo ha estado toda su vida en una jaula o al aire libre?

Estos son sólo algunos ejemplos; si has leído todo y has llegado hasta aquí ¿te animas a conocer más sobre el Medio Ambiente, sobre agricultura, ganadería, cosmética natural, alimentación sana y todo lo que ofrecemos?

¿Necesitas más motivos?

1 responses on "¿Necesitas más motivos?"

  1. Buenos días Ana María muchisimas felicidades y enhorabuena esta bastante bien espero más te mando un cordial saludo
    Atentamente
    Santiago García

Leave a Message

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2018 © Innovación Ambiental y Agropecuaria. Todos los derechos reservados
X